Para su continuación de The Shape Of Water -la fantasía romántica que finalmente le valió un Oscar de oro- Guillermo del Toro se dirige a Nightmare Alley, con una nueva adaptación de la novela de 1946 de William Lindsay Gresham sobre carnavales ambulantes y tratos duplicitosos. Y aunque hace unos meses se informó que Leonardo DiCaprio iría allí con él, parece que ese ya no es el caso; según Variety, el acuerdo no estaba cerrado.

Pero otra opción interesante – y alguien más que no ha trabajado antes con del Toro – ahora está dando vueltas alrededor del papel principal del mentalista estafador Stanton Carlisle. Bradley Cooper, recién salido de su propio tiempo en el centro de atención de los Oscars, es el último nombre que se le ha puesto al proyecto, y con Cooper saliendo de algunos de sus mejores trabajos en A Star Is Born, la idea de que entre en un drama psicológico de Del Toro es particularmente tentadora.

Por otra parte, poco se ha confirmado sobre el proyecto – del Toro está co-escribiendo el guión con Kim Morgan, con informes que afirman que se rodará en otoño de este año, aunque todavía no se ha anunciado ningún otro casting. Beyond Nightmare Alley, el director está trabajando en su versión animada de Pinocho para Netflix.

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *