El limón, cuando se usa junto con bicarbonato de sodio, puede aportar varios beneficios para la salud.

Las propiedades de ambos pueden ayudar al cuerpo a combatir varios problemas de salud e incluso a prevenir enfermedades crónicas. También hay informes de que ingerir limón con bicarbonato de soda puede incluso ayudar a su cuerpo a perder peso.

Además de hablar de las propiedades de ambos, aclararemos si el limón y el bicarbonato pierden peso incluso o si esto es sólo otro mito sobre la pérdida de peso.

Limón y bicarbonato

Entre los beneficios del limón y el bicarbonato, podemos destacar la capacidad de desintoxicar el cuerpo, mejorar el proceso digestivo, estimular el sistema inmunológico, proteger la salud de la piel, ayudar con problemas hepáticos, prevenir algunas enfermedades crónicas y equilibrar el pH del cuerpo.

En forma aislada, el limón y el bicarbonato ya presentan propiedades interesantes para la salud. Por lo tanto, hablemos un poco acerca de estos beneficios proporcionados por el limón y el bicarbonato cuando se usan por separado.

Propiedades del limón

El limón es rico en vitamina C y varios compuestos antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico. Estos antioxidantes también producen un efecto diurético en el cuerpo, permitiendo que las sustancias dañinas sean eliminadas más fácilmente.

Por lo tanto, ayuda principalmente en la digestión y el fortalecimiento del sistema inmunológico. La fruta también presenta cantidades significativas de vitaminas y minerales importantes para la salud.

Propiedades del bicarbonato

El bicarbonato de sodio se utiliza en medicina como antiácido en el tratamiento de las azias y otros problemas digestivos.

Regula el pH en el cuerpo y alivia síntomas como el ardor de estómago y también previene el desarrollo de algunos problemas de salud dependientes del pH como la acidosis metabólica. Además del uso medicinal, el bicarbonato también es muy popular en la cocina.

¿Cómo prepararse?

Si quieres probar una receta, aquí tienes un consejo sobre cómo preparar agua con limón y bicarbonato de soda.

Necesitará 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 jugo de medio limón y 1 vaso de agua mineral filtrada. Mezcle todos los ingredientes y beba.

Los efectos parecen ser mejores cuando la bebida se ingiere con el estómago vacío, por lo que está indicado tomar la bebida por la mañana al levantarse.

Beneficios del limón y del bicarbonato de sodio
Beber jugo de limón con bicarbonato puede traer varios beneficios para la salud, desde una mejor función metabólica hasta un sistema inmunológico más fuerte. Los principales beneficios que promueve la bebida son:

1 – Equilibrio en el pH del organismo

Cada compartimento de nuestro cuerpo tiene un rango de pH ideal para que se puedan producir reacciones metabólicas. Por lo tanto, mantener estos valores de pH equilibrados es crucial para una buena salud. La solución de bicarbonato de sodio con limón permite regular el pH del estómago, evitando problemas como la acidez y la mala digestión.

2 – Desintoxicación

El limón tiene propiedades diuréticas que ayudan al cuerpo a producir más orina. Este proceso ayuda a eliminar las toxinas presentes en el cuerpo además del exceso de grasas, sales y agua.

La acción diurética es muy buena para la salud de los riñones, ya que está menos sobrecargada para procesar tantas impurezas.

Otra buena noticia es que, según un estudio de 2007 publicado en la revista científica BMC Urology, el zumo de limón tiene una actividad protectora contra la urolitiasis, que se produce cuando se forma una sustancia dura similar a un cálculo en la vejiga o en el tracto urinario.

3 – Salud de la piel

Según un estudio publicado en 2008 en la revista científica Journal of Agricultural and Food Chemistry, el zumo de limón tiene un alto contenido de compuestos antioxidantes. Esto permite reducir el estrés oxidativo, previniendo los efectos nocivos de los radicales libres en nuestra piel.

Como resultado, los signos de envejecimiento como las arrugas y otras marcas de expresión pueden retrasarse, lo que deja la piel sana y joven durante más tiempo.

4 – Mejor digestión

El bicarbonato de sodio junto con el jugo de limón actúa como una solución antiácida que ayuda a aliviar casi instantáneamente los síntomas relacionados con la hinchazón abdominal, indigestión, flatulencia excesiva, acidez y cólicos.

La solución también evita que el intestino se inflame, contribuyendo a la salud y al buen funcionamiento del órgano.

5 – Salud dental

Algunas personas hacen una pasta de bicarbonato de sodio con limón para limpiarse los dientes, para blanquearlos y hacerlos más limpios y bonitos. Sin embargo, es importante tener cuidado con esta práctica casera, ya que el poder abrasivo de esta pasta puede ser demasiado para nuestros dientes.

Este hábito puede desgastar el esmalte dental y reducir los niveles de acidez en la boca. Cambiar el pH natural de la boca puede llevar al crecimiento de bacterias que dañan la salud bucal.

Por lo tanto, lo ideal es buscar la orientación de su dentista antes de usar el bicarbonato con limón, especialmente si su intención es blanquear los dientes.

6 – Corazón sano

Los estudios demuestran que el agua con limón y bicarbonato puede ayudar a regular los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y mejorar los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno). Los niveles adecuados de colesterol reducen el riesgo de enfermedades cardíacas como la aterosclerosis y también el riesgo de problemas como los derrames cerebrales y los ataques cardíacos.

7 – Sistema inmunológico fuerte

El alto contenido de vitamina C en el zumo de limón, así como sus propiedades antimicrobianas, ayudan a mantener el sistema inmunológico fuerte y a prevenir el desarrollo de enfermedades causadas por microorganismos.

Además, la solución de limón con bicarbonato aumenta el pH del cuerpo, lo que hace que el ambiente sea inadecuado para el desarrollo de ciertas enfermedades que sólo ocurren cuando el pH es (más bajo) ácido.

¿El limón y el bicarbonato incluso pierden peso?

Ninguno de los beneficios anteriores se refiere a los beneficios relacionados con la pérdida de peso. De hecho, no hay evidencia abrumadora de que el consumo de limón y bicarbonato se reduzca.

Sin embargo, hay evidencia de que el bicarbonato es capaz de proporcionar más energía y aumentar la resistencia durante las actividades físicas, lo que estimula el metabolismo. Esto puede llevar a la quema de más calorías, lo que se traduce en pérdida de peso.

  • Limón y bicarbonato y resistencia física

Los estudios demuestran que el bicarbonato de sodio puede mejorar el rendimiento físico. Un estudio publicado en el European Journal of Applied Physiology en 2013 muestra que los atletas que ingirieron bicarbonato de sodio 60 minutos antes del entrenamiento de fuerza fueron capaces de hacer más repeticiones sintiendo menos fatiga muscular que los atletas que tomaron un placebo.

Otro estudio publicado en 2014 en la revista científica PLoS One mostró que los ciclistas que consumían bicarbonato de sodio 60 minutos antes del ejercicio tienen más tiempo para lograr el agotamiento.

Los expertos creen que la resistencia física puede mejorarse con bicarbonato, ya que hace que la sangre sea un poco más alcalina, es decir, que el pH se vuelva menos ácido, lo que impide que el ácido láctico o el lactato, la principal causa de fatiga muscular, se acumule en la sangre. Sin embargo, los médicos advierten que el consumo de bicarbonato de sodio con alta frecuencia puede causar molestias abdominales, socavando el rendimiento físico en la actividad.

  • Efecto diurético

Este mejor rendimiento de entrenamiento asociado con el poder diurético de la bebida puede hacer que una persona que intenta perder peso elimine más residuos -incluida la grasa- a través de la orina, lo que también puede ayudar en la pérdida de peso.

  • Sensación de saciedad

El bicarbonato ingerido termina conduciendo a la formación de dióxido de carbono, un hecho que puede contribuir a la sensación de hinchazón que puede confundirse fácilmente con una sensación de saciedad. Este efecto causa gran malestar estomacal, que puede dañar su apetito y hacer que consuma menos calorías.

Esto suena muy bien, ya que usted se sentirá menos hambriento cuando tome bicarbonato de sodio con limón, pero de hecho esto puede perjudicar la absorción de nutrientes que su cuerpo realmente necesita para sobrevivir y no vale la pena perder peso si su salud se pierde juntos.

¿Qué dice la ciencia?

Ninguno de estos posibles beneficios relacionados con la pérdida de peso han sido probados por la ciencia. Se necesita más investigación y no hay pruebas hasta el momento de que beber agua con limón y bicarbonato de soda hará que alguien pierda peso extra.

Limón con bicarbonato – ¿Toma o no?

Aunque beber puede ayudar con algunos de los factores que influyen en la pérdida de peso, usted necesita hacer ejercicio y consumir una dieta baja en calorías para que la pérdida de peso sea posible. El efecto diurético también es beneficioso sólo cuando la persona está bien hidratada para que no haya pérdida de sales y minerales importantes para el metabolismo.

Esto nos permite concluir que tomar sólo el limón con bicarbonato y esperar sentados a una mágica pérdida de peso no es el camino. Es importante asociar cualquier plan de adelgazamiento con actividad física y una dieta equilibrada y saludable.

En lugar de apostar todas las fichas y creer que el limón y el bicarbonato pierden peso, es esencial hacer buenas elecciones de alimentos y poner en movimiento su cuerpo para lograr la pérdida de peso. Es importante que usted adopte un déficit de calorías para que su cuerpo obtenga menos energía de la que necesita diariamente, lo que estimulará la quema de grasa acumulada y resultará en pérdida de peso.

Nada le impide experimentar con bicarbonato de limón para mejorar el rendimiento del ejercicio, por ejemplo, pero ese no debería ser su objetivo, sino un estilo de vida saludable y equilibrado.

Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *